Introducción

Los simúlidos, comúnmente llamados jerjeles por la población, son insectos de amplia distribución sobre todo el planeta, que siempre se desarrollan sobre cursos de agua corriente.

El problema actualmente existente es una plaga recurrente de simúlidos o jerjeles, que con sus dolorosas picaduras-mordeduras afectan directamente y severamente a toda la población rural, los trabajadores agrícolas y visitantes o turistas en los Valles de Lluta, Azapa, Camarones, Caleta Vítor y Chaca en la Provincia de Arica.

Los efectos adversos se extienden transversalmente, de modo que se puede sostener que afecta a la vida de las personas, a la actividad agropecuaria (trabajadores agrícolas y animales domésticos) y al turismo, ya que sus efectos determinan que las personas eviten visitar las zonas de atractivos arqueológicos, atractivos paisajísticos o espacios de esparcimiento al aire libre, como zonas de camping, restaurantes y paradores turísticos.
Las sucesivas denuncias, quejas y demandas de la población local desde hace décadas, llevaron a determinar incluso, que el Gobierno Regional de Arica y Parinacota declarara una condición de emergencia regional por la plaga de jerjeles, lo que determinó finalmente que el Ministerio del Interior, mediante resolución exenta N° 8.478, de fecha 29 de octubre de 2009, dispusiera fondos especiales para atender un plan de acción para mitigar este severo problema.

Este proyecto busca contribuir al mejoramiento de las condiciones ambientales para el desarrollo de las actividades agroproductivas de los valles de Lluta, Azapa, Camarones, Caleta Vítor y Chaca, controlando la población de simúlidos o jerjeles en estos territorios durante 3 años.